Nuestra historia

1927 a 1986

Primera generación | Los inicios de una empresa familiar

Francisco Conesa Fernández, mecánico español, creó Talleres Conesa en 1927.
Los inicios de la empresa fueron un pequeño taller familiar, situado en la calle Pedro IV, Poble Nou, en Barcelona. Su objetivo era la producción de dispositivos para la fabricación de botellas de vidrio.



Al principio, la empresa se especializó en la fabricación de moldes. Gracias a su éxito y experiencia, se mejoraron los conocimientos y la tecnología de la empresa y se amplió la producción para fabricar máquinas para la producción en serie de botellas. Las ventas abarcan toda España.

La expansión y la diversificación de la producción conducen a la inclusión de moldes para productos de baquelita y al desarrollo de sus propias líneas de productos: interruptores y enchufes.
Durante la Guerra Civil española, de 1936 a 1939, se hicieron talleres en las grandes ciudades bajo el control del sindicato anarquista CNT para fabricar repuestos para las armas en tiempos de guerra. Talleres Conesa no fue una excepción.

Después de la Guerra Civil, la empresa siguió produciendo interruptores y enchufes bajo la marca FranCon, (derivada de Francisco Conesa). Desgraciadamente, la marca se parecía mucho al nombre del gobernante (Francisco Franco). El gobierno franquista consideró que la marca era insultante y se frenó la distribución de los productos.

Francisco Conesa Fernández decidió entonces retomar la producción de moldes, su especialidad inicial. Esta vez, sin embargo, los moldes producidos estaban destinados a la industria de las piezas metálicas, en lugar de la del vidrio. Se especializaron en la producción de dados para la fundición a presión de aluminio y para el corte y la estampación de metales. Talleres Conesa se convirtió en proveedor de dados para ‘Pegaso’, el fabricante español de camiones y coches deportivos establecido en España el año 1940. Otros clientes fueron SEAT (estampación y corte de dados) y, durante un tiempo, Renault en Valladolid.

1927 a 1986
1986 a 2005

La segunda generación | Entra en el nuevo milenio

En 1986, Francisco Conesa Jové, hijo de Francisco Conesa Fernández, fue nombrado director general de Talleres Conesa. Desde entonces y junto a la fabricación de dados, se añadió a la cartera de la empresa la producción de herramientas de precisión y plantillas para el montaje y la comprobación de piezas.

En 1998 se constituyó Tecnomatrix con el fin de aumentar la capacidad de maquinaria de Talleres Conesa. Al hundirse el mercado de las matrices en Europa Occidental, Talleres Conesa comenzó a dedicarse a la producción de útiles de control, para los que existía un mercado más prometedor y menos competitivo.

David Blas Pérez (véase la foto de abajo) lleva en la empresa desde 1972, y actualmente es Director de Producción de Tecnomatrix. Es el único miembro de Tecnomatrix que ha trabajado para tres generaciones de la familia Conesa, y estamos contentos de haberle tenido con nosotros durante todos estos años.

1986 a 2005
2005 hasta la fecha

Tercera Generación | Tecnomatrix Presente y Futuro

En 2005, Francisco Conesa Jové se jubiló y sus dos hijos, Xavier e Ignasi Conesa Foix, pasaron a dirigir la empresa. Ambos trabajaron en el Barcelona Centre de Tecnologies (BCT), aportando a la empresa un gran conocimiento técnico que ayudó a desarrollar y ampliar la nueva línea de productos estrella de la compañía: Los útiles de control dimensional.

2005 hasta la fecha
Ir arriba